La jornada de trabajo es el tiempo durante el cual el trabajador está a disposición del patrón para prestar su trabajo.

El patrón tiene libertad para fijar la duración de la jornada de trabajo, sin embargo la misma no puede exceder los máximos legales establecidos en la Ley Federal del Trabajo: siendo de 8 horas la jornada diurna, que es la comprendida entre las 06:00 y las 20:00 horas; de siete horas la jornada nocturna, que es la comprendida entre las 20:00 y las 06:00 horas; y de siete horas y media la jornada mixta, que comprende periodos de tiempo de las jornadas diurna y nocturna, siempre que el periodo nocturno sea menor de tres horas y media. Adicional a lo anterior, durante la jornada continua de trabajo, el patrón tiene la obligación de conceder al trabajador un descanso de media hora, por lo menos.

La jornada de trabajo puede prolongarse por circunstancias extraordinarias, sin embargo, las primeras 9 horas extras de trabajo a la semana deberán pagarse con un 100% más del salario que corresponda a las horas de la jornada, es decir, al doble, y aquellas que excedan de 9 horas a la semana, deberán pagarse con un 200% más del salario que corresponda a las horas de la jornada regular, esto es, al triple.

Ahora bien, en el caso de una controversia laboral, derivado de una demanda interpuesta por un trabajador, es común que el trabajador señale que durante el tiempo en que prestó sus servicios para el patrón, siempre se desempeñó en una jornada de trabajo que excede los máximos legales y, por lo tanto, se encuentre reclamando el pago de tiempo extraordinario. No obstante que el trabajador jamás hubiese laborado horas extras. 

Bajo ese panorama, es obligación el patrón acreditar la jornada en la que se desempeñó el actor, so pena de ser condenado al pago del tiempo extraordinario reclamado por su contraparte.

Es por ello que en Isonomía recomendamos altamente que los patrones, cuenten con controles de asistencia para todos sus trabajadores, y así estar prevenidos ante probables contingencias laborales, por lo que, si requieres asesoría sobre este tema o algún otro, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estamos para apoyarte.

Victor Montaño

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *